SIETE CONSEJOS ÚTILES PARA ROMPER CON LA PROCRASTINACIÓN

Tienes que elaborar un reporte de fin de mes. Sabes que lo tienes que entregar hoy si o sí. Llegas a la oficina, te preparas un café, revisas los pendientes del día y listo. Te sientas a realizar el reporte, pero ves que tu teclado tal vez necesite algo de limpieza, así que vas por una toalla húmeda, pero aprovechas para ir al baño, en el baño te das cuenta que es la hora del snack y aprovechas para ir a la tienda y así sucesivamente. Cuando te das cuenta, casi al final del día, no has terminado tu reporte que en realidad no te tardabas tanto en hacer, pero que estuviste posponiendo por pequeñas cosas cada vez. Eso es la procrastinación; la acción o el hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables, nos genera una sensación de ansiedad y popularmente le llamamos “flojera” o dejar para mañana lo que deberías de hacer hoy.

Cosas tan sencillas del día a día como hacer la limpieza de la casa, planchar, ordenar el escritorio, terminar algún reporte, hasta de necesidades básicas como hacer ejercicio, ir al médico o cortarnos el pelo, se suman día a día a la procrastinación.

Sin embargo, no todo está perdido. Hoy en día y debido al reciente crecimiento a partir de las redes sociales y dispositivos móviles, existen varias técnicas para ayudarte a superarla.

A continuación una lista de consejos útiles para romper de una vez por todas el ciclo de la procrastinación.

  • La Regla de los 2 minutos. Si toma menos de dos minutos, entonces hazlo ahora. Por ejemplo, si tienes que leer x número de páginas, dedícale dos minutos, de pronto te encontrarás leyendo sin tomar el tiempo.
  • Haz una lista. Enumera todas las actividades que tienes que hacer al día a manera de Checklist y ve tachando las que vayas realizando.
  • Crea un sistema de Recompensas. Por cada tarea terminada, 5 minutos de relajación.
  • Divide tu trabajo en pequeñas tareas. Si tienes un proyecto muy grande, prueba seccionarlo en pequeñas actividades y fija metas para cada una de ellas.
  • Utiliza herramientas que te gusten. Si estás cómodo con tus herramientas de trabajo, te emocionará usarlas. Por ejemplo si eres fan de los bolígrafos de gel, te motivará utilizar todo ese estuche nuevo que compraste.
  • Crea una rutina. Todas esas actividades que haces los 365 días del año, de lunes a viernes, dedícales el mismo espacio todos los días. Puedes empezar tu jornada laboral con esas tareas de rutina y después darle espacio a las demás.
  • Aprende a decir NO. Muchas veces tenemos distractores ajenos a nuestra voluntad. Tal vez un compañero que no tiene tanto trabajo y gusta de charlar, esa persona que no puede ir sola al baño, etc. Evalúa si eso te quitará tiempo útil para tus actividades y de la manera más cortés pero decidida simplemente di que no.

Recuerda siempre estar alerta de las señales que te indiquen que estás procrastinando y ármate de valor para poner en práctica estos sencillos consejos. Además si sabes que alguien más está lidiando con esto, compártele este artículo y ayuda a terminar con su ansiedad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: