Mitos y realidades del Home Office

Actualmente trabajar desde casa  se ha vuelto cada vez más común y son más las empresas (como el caso de Damsa), que están optando por este modelo empresarial. Darle un ambiente familiar y relajado a sus colaboradores para trabajar y contribuir a darle un respiro al tráfico de la ciudad, son unas de las razones por las cuales esta modalidad está siendo bien recibida por toda la comunidad. Sin embargo, es necesario que sepas los pro y contra que podría tener el trabajar bajo este modelo.

Mito 1. Tienes más tiempo libre para ti.

Pensar esto tal vez pueda ser engañoso, puesto que si no eres disciplinado y organizas bien tu tiempo, puedes ser objeto de muchas de las distracciones cotidianas que suceden dentro de casa, cómo tomar más tiempo de sobremesa en el desayuno/comida, procrastinar limpiando tal o cual cosa, atendiendo cuestiones de parte de los demás integrantes de la casa y demás. Finalmente si esto sucede, puede resultar que al final de la jornada laboral no hayas terminado todos tus pendientes del día y requieras de tomar tiempo extra para concluir tus pendientes.

Mito 2. Puedes tomar el día como descanso.

Aunque probablemente estés fuera de foco de tu supervisor, ten en cuenta que tienes ciertas responsabilidades dentro de tu área de trabajo, de las cuales probablemente dependan otros procesos. Piensa que la empresa está confiando en ti y te está dando la facilidad para cambiar de aires, así que puedes aprovecharlo al máximo y de paso evitar que se te acumule trabajo.

Mito 3. La comunicación es difícil

Actualmente, con tantos medios de comunicación como skype, whatsapp, slack y Facebook Messenger, es difícil estar incomunicado. Si bien, no estás físicamente en tu lugar cotidiano de trabajo, tienes la posibilidad de estar presente mediante alguno de estos medios de comunicación. Si sientes de repente, que pueda mal interpretarse algo que se ha dicho por escrito, puedes realizar una llamada para dejar las cosas en claro. Recuerda actualizar constantemente tu bandeja de entrada de tu correo electrónico y comunícale a todos tus compañeros que ya estás conectado y listo para trabajar desde que empieza la jornada laboral, así como despedirte y preguntar si todo está bien antes de desconectarte.

Si hacer home office ya es tu estilo de vida o si bien es algo que haces algunas veces por semana, te recomendamos tener listo un espacio de trabajo que sea cómodo e iluminado. Un lugar dónde puedas tener privacidad, lejos de distracciones. Una de las ventajas es que puedes andar con ropa cómoda pero ten cuidado de caer en andar en pijama todo el día, esto tal vez pueda hacer que te de pereza empezar a trabajar. La disciplina es parte fundamental para que pueda funcionar trabajar desde casa, pero estamos seguros que con estas breves recomendaciones te irá de maravilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: