Métodos de ahorro eficientes

Antes de pensar en ahorrar, tenemos que tener claro que hay diferentes tipos de ahorro y separar nuestro presupuesto conforme a ello. Por ejemplo, podemos tener un objetivo a corto o mediano plazo  como lo es adquirir un automóvil o hacer una remodelación en nuestro hogar. Lo cual es muy diferente a por ejemplo ahorrar en un plan para nuestro retiro. Una vez que tenemos claro el objetivo, podemos fijarnos pequeñas metas que puedan ser llevadas a cabo de manera constante y eficiente.

Aquí te sugerimos algunos métodos que te pueden ayudar a alcanzar tus objetivos y fomentar la cultura del ahorro en tu diario vivir.

Aplicaciones Bancarias. En un mundo dónde los Smartphone y las aplicaciones están a la orden del día, no era para menos que se crearan aplicaciones que nos ayuden a administrar todos nuestros gastos e ingresos. Inclusive existen algunas desde las cuales puedes delimitar, programar y distribuir los pagos de todas tus tarjetas y gastos fijos, sin tener que salir de un solo lugar. También las hay en modo “agenda” para que lleves un registro y puedas darte cuenta en qué estas gastando tu quincena. Todo esto sin mencionar que algunas aplicaciones que tienen los bancos como Bancomer, cuentan con un apartado auto  administrable para que en cuanto ingrese tu quincena, en automático se guarde la cantidad que tú programaste. Algunos ejemplos de estás son: Wallet, Fintonic, Monefy, Bancomer, Money Lover, entre otras.

Método de los sobres. Si no sabes en qué estás gastando todo tu dinero, uno de los métodos consiste en separar en sobres tus gastos fijos, así como el presupuesto que tienes para los gastos variables como antojos o comida. En cuanto recibas tus ingresos, separa un sobre para la renta y escribe en él a lo que está destinado. Separa otro sobre diferente para gastos de los servicios que necesites o lo que tienes destinado para ir al súper mercado. El sobrante déjalo en tu cuenta bancaria y no lo toques en ningún momento.

Ahorro del 10%. Una media básica que en teoría podríamos ser capaces de realizar, es destinar el 10% de tus ingresos mensuales exclusivamente al ahorro. Es decir, si ganas $10,000 pesos mensuales, por lo menos $1,000 pesos deberían de ser intocables. Muy a parte de la reserva que tengas para emergencias.

Invierte. Pon a trabajar tu dinero. El tener ese reservado inactivo, puede hacerse menos con el paso del tiempo. Asesórate con los profesionales y elige un sistema de inversión a corto, mediano o largo plazo que sea seguro, pero que pueda devolverte algunos beneficios y hacer crecer tu dinero. Hazlo con la mente fría, pensando que es un dinero del cual no vas a poder disponer en un largo tiempo.

Cambiar hábitos de un día a otro, puede parecer drástico y difícil, pero si empezamos a implementar estas medidas poco a poco en nuestro diario vivir, puede traernos beneficios y prepararnos para tener una mejor calidad de vida. Comparte este artículo si te fue de utilidad y aplica el método que mejor pueda convenir a tus intereses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: