Ideas para cuando no tienes ideas

Con la misma rapidez con la que nos llegan esas explosiones de creatividad, de la misma manera podemos tener periodos prolongados en dónde nos preguntamos a dónde se fueron todas esas ideas geniales que teníamos en mente. Afortunadamente podemos superar ese periodo de escases con una serie de sencillos consejos que te presentamos a continuación:

  1. Amplía tu círculo social. Procura rodearte de personas que admires, que estén en constante cambio y contacto con el mundo. Visualiza hacia dónde quieres llegar e identifica a las personas que te motivan para hacerlo. Entre más variado y extenso tu círculo social, más temas y experiencias nuevas tienes al alcance de tu mano para enfocar toda tu creatividad en diferentes ramas. Nunca sabes dónde vaya a surgir la próxima idea que cambiará tu vida, pero entre más escenario tengas disponibles, mayor es la probabilidad de que aparezca.
  2. Confía en ti mismo. No te esfuerces por ser alguien carismático o innovador. Está bien tener momentos de sequía, todos los tenemos, pero no por eso te angusties o trates de ser alguien más. Identifica tus fortalezas y debilidades y explótalos al máximo. Da rienda suelta a tus sentimientos, siempre que no dañen a los demás. Pide consejos si los necesitas, pero nunca pierdas el ser auténtico que hay en ti.
  3. Sal de la rutina. Cuando estamos enfocados en un solo problema, es fácil perdernos en ese pequeño universo y no ver más allá de él. Deja todo lo que estés haciendo y realiza algo completamente diferente. Sal a caminar, ve una película, haz algo de ejercicio, queda con algunos amigos, prueba una comida diferente. Aléjate por unos momentos de lo que estás haciendo para despejar tu mente y después vuelve a ello con una perspectiva distinta. Verás que de repente todo se verá diferente e incluso podrías darte cuenta que la solución es más sencilla de lo que pensabas.
  4. Revisar que están haciendo las demás personas no significa copiar. Tómalo como una fuente de inspiración más, empápate del tema, a lo mejor alguien pensó lo mismo que tú pero lo está ejecutando de manera incorrecta. Visualiza todos los ángulos posibles que tiene lo que estás buscando y amplia tu criterio.
  5. Pregunta todo lo que tengas dudas. No des nada por hecho. Todo lo que existe en el mundo puede mejorar o ser cambiado y todo tiene un por qué. Juega al “¿Qué tal si…?” tantas veces sea posible y no descartes nada. Ninguna pregunta es tonta y ninguna idea es pobre mientras la sepas desarrollar.
  6. Diviértete. Relájate lo mejor posible y disfruta lo que estés haciendo. No te presiones, recuerda que parte de lo que estás buscando es porque te gusta y ve por ello.

Nunca sabes que ideas pueden cambiar al mundo, así que no reprimas ninguna de ellas y dale rienda suelta a tu creatividad para llevarlas a cabo. Si tienes algún otro consejo que nos pueda ser de ayuda, comenta o comparte si tienes algún compañero en crisis creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: