Familia y Trabajo: Logra el equilibrio sin perder la cabeza

Pasamos la mayor parte de nuestros días en extenuantes jornadas de trabajo. Incluso hay quienes todavía se llevan trabajo a casa y quienes por sus labores, requieren de ausentarse días o semanas entras. Todo esto, hace difícil de llevar una vida equilibrada, en donde podamos tomar tiempo para nosotros mismos, para nuestra familia, nuestros amigos y trabajo, sin ser una carga cualquiera de estos aspectos.

Sin embargo, podemos tomar este desafío y aprender a equilibrar poco a poco nuestra vida, aquí te damos algunas sugerencias:

Trabajo en equipo. No dudes en apoyarte con tu familia, recuerda que todos forman parte de ella y entre varios, la carga es menos pesada.

Reparte tareas. Todos pueden ayudar en casa con las tareas. Si tienes hijos, reparte entre ellos las tareas y responsabilidades de acuerdo a su edad. Si sólo son tú y tu pareja, no olvides que ambos deben ayudar en el hogar, no hay trabajos específicos para mujeres, ni para hombres.

Rola actividades. Si siempre hacemos lo mismo cada vez, podemos empezar a desarrollar cierto hastío por ello, así que periódicamente trata de intercambiar actividades y sobre todo pedir la opinión de cada uno de los miembros de la familia.

Comunicación. Cuando pensamos en llamar o escribir a un familiar, por lo regular es para ver algún pendiente, sin embargo también puedes hacerlo para saber cómo están.

Calidad, no cantidad. Cuida los momentos en los que estén juntos, aunque sean pocos. Por ejemplo podrías aprovechar la hora de la cena, que es en la que todos están, para cenar sin distracciones como TV o celulares. Podrías implementar alguna dinámica divertida como que quien vea primero el celular, pone el postre. Planea al menos algunas vacaciones familiares al año y procura dedicar un día del fin de semana para conocer algún lugar nuevo.

Organízate. Tu trabajo siempre va a estar ahí, aprovecha las horas útiles del día, para realizar todas tus tareas y visualiza si tienes tiempos muertos en la oficina o si las juntas a las que estás asistiendo resultan útiles.

Valora siempre tus prioridades y si resulta que tu trabajo es demasiado demandante, tal vez puedas considerar otras opciones. Comparte este artículo con tus compañeros y cuéntanos si alguno de los consejos te fue de ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: